fbpx

El Mundo de Alexey Marti

Por Jorge Fuentes

La presencia de Alexey Martí es imponente. Tiene una voz de trueno. Es un hombre robusto de sonrisa guardada pero amable, de un apretón de manos sincero, de conversación nutrida y amena. Llegó a New Orleans hace 10 años desde La Habana con la música de Cuba en sus brazos. Alexey es percusionista y compositor, y se encuentra con mucha demanda en la ciudad.

Comenzó tocando las tumbadoras desde niño en el entorno familiar, con sus tíos, pero toca cuanto instrumento de percusión se le ponga enfrente, y conoce a fondo las tradiciones africanas que se transmiten de persona a persona en la isla.

“Soy autodidacta”, dice, “estudié con Oscar Valdez, exvocalista y percusionista de Irakere.” Por si fuera poco, parte de su educación era presenciar los ensayos de los integrantes de la reconocida banda de fusión afrocubana, y ensayar por su cuenta por diez o doce horas al día. “El virtuoso se hace”, dice con mucha confianza, “Para comer pescado hay que mojarse”.  También estudió en el programa de jazz de la Universidad de New Orleans (UNO). Al cierre de esta edición, se encuentra poniéndole los toques finales a su segundo disco, titulado “Mundo”.

Al preguntarle sobre el enfoque de su nueva obra, Alexey dice que “es un disco de reunión hacia los espíritus. Este disco es más accesible, más folklórico, mostrando cuántas cosas se pueden hacer con la raíz de la música”, explica.

Los 14 temas que lo conforman incluyen composiciones influenciadas por géneros como la balada, la samba, el bossa nova y la salsa, así como por los ritmos tradicionales africanos, haitianos y cubanos. “La antropología juega un papel muy importante para el músico”, enfatiza.

La realización del disco también refleja su aspecto cosmopolita, ya que se grabó en New Orleans, Miami, New York, La Habana, Brasil, Puerto Rico y España. El disco se publica este mes de noviembre.

Al despedirse, Alexey nos indica que tiene otro disco más por venir, de salsa esta vez, en enero del año entrante, ilustrando así que es un creador prolífico. “Una obra se vuelve universal cuando se puede tocar en diferentes géneros y culturas”, finaliza diciendo, “y cuando hace que la gente tenga el mismo sentimiento”.

 

Featured Articles

Archive

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
Prev Next

New Orleans Premier Bilingual Magazine