fbpx

Un mensaje de Carling Dinkler

La mayor población de hondureños en los Estados Unidos se encuentra en Nueva Orleans. Celebro esta diversidad y me enorgullece que muchos hondureños y latinos hayan elegido ser parte de esta comunidad, contribuyendo a nuestra economía y cultura. La comunidad latina siempre ha tenido una presencia fuerte en Nueva Orleans, pero inmediatamente después del huracán Katrina, esta comunidad se apresuró a ayudar a reconstruir a Nueva Orleans y así permitir un regreso aún más fuerte.

Me postulo para la Legislatura del Estado con la intención de abogar por políticas de inmigración que mantengan unidas a las familias, respeten los derechos humanos y la dignidad, y brinden a todos la oportunidad de tener éxito en nuestro estado y país, especialmente aquellos que históricamente no han tenido voz en La Legislatura del Estado. Podemos comenzar siendo más cuidadosos acerca de cómo nos referimos a estos seres humanos; usar un lenguaje como "inmigrantes indocumentados" en lugar de "extranjeros ilegales" sería un buen comienzo.

No todos comparten estos valores. A nivel federal, la administración de Trump ha adoptado una postura agresiva sobre la inmigración. La separación familiar, los planes fallidos para construir un muro a lo largo de la frontera entre los Estados Unidos y México, y la deshumanización de los solicitantes de asilo han sido el sello distintivo de esta Administración.

En los últimos dos años en Louisiana, el número de individuos en las cárceles locales ha disminuido debido a una serie de reformas en el sistema de justicia penal. Pero al mismo tiempo, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha colocado a solicitantes de asilo en cárceles y centros de detención en todo Louisiana, agregando aproximadamente 2,790 a estas cárceles locales. El ICE reembolsa a estas cárceles locales el doble de la cantidad de personas alojadas para detención, creando un incentivo perverso para encarcelar a más refugiados. Muchos solicitantes de asilo en estas instituciones han llamado a este trato "tortura psicológica" y han organizado huelgas de hambre. La Oficina del Inspector General encontró "violaciones graves de las normas de detención". ¿Quién hablará por ellos?

Es inmoral tratar a los solicitantes de asilo como prisioneros en este país; no es la América que conozco y no es la forma en que quiero que se trate a los miembros de nuestra comunidad. Las organizaciones de derechos civiles como VOTE se han movilizado para brindar apoyo en Louisiana. Sin embargo, muchos de estos refugiados están atrapados en un sistema que es difícil de navegar, proporciona poca o ninguna transparencia en el proceso y los deshumaniza. Se presta poca atención a este problema y eso debe cambiar.

El tejido de nuestra comunidad está compuesto por personas de diversos orígenes y países de todo el mundo. Nos fortalecen las personas que vienen a nuestra ciudad para trabajar y criar a sus familias. Necesitamos políticas y leyes que traten a las personas con humanidad, mantengan unidas a las familias y reflejen los valores de igualdad, independencia y movilidad positiva de nuestro país. Si soy elegido para la Legislatura del Estado, me comprometeré a actuar como esta voz.

Featured Articles

Archive

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
Prev Next